X

Menos mal que no nos hemos casado con un español 

Menos mal que no nos hemos casado con un español 

En esta noticia se habla de :

 

Cómo Vds saben, el Ministerio de Igualdad Español imparte cursos de igualdad de Género por todo el mundo y a veces se realizan a través de las Embajadas. Yo fui testigo de una de estas formaciones en El Cairo. Para empezar, a las mujeres árabes se les regalaba la nada desdeñable cantidad de 200€ solo por asistir al curso. Allí es mucho dinero.  

Impartieron la formación de Igualdad de Género dos profesoras expertas en el tema, recuerdo que eran profesoras de Canarias pagadas por el Ministerio de Igualdad. Sin tardar, las docentes españolas empezaron como un bisturí a hablar del patriarcado, que si los hombres van a prostitutas…, que si el machismo, que sí son celosos, hay que enfrentarse al machismo…, etc.

Obviamente, no dijeron ni palabra sobre las 473 ventajas en forma de Leyes, subvenciones, etc., concedidas a las mujeres en España.  A mitad de la charla, una mujer árabe levantó tímidamente la mano y apartándose levemente el niqhab النقاب preguntó: ¿por qué ustedes hablan tan mal de los hombres? Seguidamente, otra mujer árabe alzó la mano y la traductora lo tradujo en la siguiente frase: “Es un poco exagerado lo que nos están exponiendo.” Y recuerdo que las profesoras ignoraron a esa mujer el resto del curso

Después de la parte “teórica” enfocada a la desunión, se puso la película “Te doy mis ojos”. Como ustedes saben, es una película de Icíar Bollaín, donde un hombre malísimo e irrecuperable y maltrata a su mujer muy sumisa, película que tuvo como asesor al psicólogo Enrique Echeburúa que saca un libro en todos los temas de moda de la psicología.   

Algunas alumnas árabes pronto empezaron a dudar de las verdaderas intenciones del curso, puesto que -según ellas-, los personajes de la película parecían muy forzados, incluso ilógicos. Ellas prefieren la unión a la desunión y no entendían una formación donde todo apuntaba a fomentar la desunión del matrimonio. Otras mujeres, en el descanso del curso, no entendían ni por asomo, cómo es posible que el modelo europeo de no-relación, o de relacion líquida; donde no se tienen hijos y solo tienen mascotas perrijos y gatijos podía ser ningún ejemplo para ellas que tienen 5 hijos cada una…

Después de la película hubo un debate y las mujeres, más o menos llegaron a la misma conclusión; estaban sorprendidas de lo malos que son los hombres españoles, como si fuera algo estructural y como si en todo hombre español hubiera un potencial agresor….   Así que las mujeres musulmanas daban gracias a Alá الحمد لله de haberse casado con un musulmán y no con un español. 

Este curso de Igualdad de Género financiado por el Ministerio de Igualdad Español confirmaba los muchos prejuicios que tienen los musulmanes con los europeos, tras la formación, se sentían satisfechas de que unas mujeres españolas dijeran la verdad sobre los hombres occidentales, pues confirmaban esos estereotipos negativos con los que suelen educar a los musulmanes respecto a los “infieles” europeos. Después de la formación sentí que la gente me miraba mal por ser hombre y Español. 

Sin duda se ha roto el principio de conservación, es decir, cuando uno se autolesiona y se hace daño a uno mismo, en este caso, mis impuestos y mi esfuerzo es destinado a ir contra mí, esa fue mi conclusión. Y al mismo tiempo que llegaba a esa pequeña conclusión, escuchaba a las mujeres árabes reír gozosas y dar gracias a Alá y su profeta Mahoma محمد por haberse casado por contrato con un musulmán. Menos mal que no nos hemos casado con un español, -decían-.

El bulletin

Del ToroTv

Suscríbete y disfruta en primicia de todos nuestros contenidos