X

Ateneo de madrid, democracia fallida

En esta noticia se habla de :

 

La misma argumentación dada el 19 de septiembre de 2022 procede 8 meses después en el presente año 2023, e igualmente de inútil será tratar de enmendar el proyecto colaborando con el mecanismo falsario de supuesta participación, a lo que es simplemente maquillaje de la imposición totalitaria de los “actuales gobernantes” del Ateneo.

El proyecto que se presenta el 30 de mayo “referéndum” (concepto que no existe en el Reglamento actual) está diseñado, como el anterior de octubre de 2022, para que “los gobernantes actuales” obtengan el asentimiento de los suyos incorporando algunas de sus sugerencias y vestir de falsa democracia un proceso que nada tiene que ver con la participación societaria de acuerdo con el vigente Reglamento. Tampoco responde a los principios de buena fe ni a los que proclama la propia Ley de Asociaciones relativos al funcionamiento democrático con pleno respeto al pluralismo y a la participación de los socios.

Desde que el Grupo 1820 llegó al Ateneo y consiguió su objetivo de monopolizar sus órganos de funcionamiento en una operación insólita impulsada desde fuera dadas las fechas en las que los promotores se dieron de alta en esta Institución, lleva aplicando de forma anticipada criterios y actuaciones contrarios al Vigente Reglamento y muy próximos a los que ahora por segunda vez pretende legitimar.

En un mes se han concentrado todas las fases de un proceso para la implantación de un nuevo Reglamento que habría precisado por lo menos seis meses, para que pudieran, al menos, cumplirse formalmente con las garantías de información y participación de los socios establecidas en el Reglamento vigente. Los cauces de información a los socios se fueron debilitando paulatinamente en los últimos dos años poniéndoles a “luchar” con la informática en un diseño frecuentemente de difícil acceso. Con el acortamiento de plazos imprimido en el actual proceso eliminaron cualquier posibilidad de que la información llegara a todos los socios para que pudieran ejercer o no voluntariamente sus derechos de participación.

La Junta de Gobierno decide el 28 de abril convocar la Junta General Extraordinaria del 30 de mayo para elecciones a la renovación de la mitad de la Junta de Gobierno correspondiente al presente año y anuncia en ella que las normas electorales se publicarán en la página web del Ateneo de Madrid, estarán en Conserjería y Administración y se comunicarán a los socios por correo electrónico de ese mismo día 28 de abril. En estas condiciones se establece como plazo para presentar candidaturas hasta el 8 de mayo a las 22’00 horas. Es decir que se convoca un sábado y sin dar ni siquiera el período de gracia para el inicio de cómputo al día siguiente que era domingo o al primer día hábil, lunes, se reduce al mínimo posible la difusión que permitiera de llegar a conocimiento de los socios. (el 50% de los socios por edad carecen de email).

. Con el mismo diseño se constituye la Junta Electoral el día 8 de mayo a las 14 horas.

. Como el pasado año la Junta de Gobierno establece por su cuenta sin respaldo reglamentario la posibilidad de que los miembros de la Junta Electoral deleguen sus funciones en cualquier otro socio. ¿Qué sentido tiene la propia existencia de una Junta electoral que con este mecanismo puede alterar a sus miembros a lo largo del proceso sin que nadie los haya elegido?

. También se ha alterado el plazo para la proclamación de las candidaturas estableciendo una fecha inferior a la reglamentariamente establecida.

. Se restringe la utilización del censo de socios a los candidatos ajenos a los presentados de la Junta de Gobierno mientras puede estar a la disposición de éstos sin ningún control.

Y si esos son los antecedentes y ninguna de las propuestas de enmienda expresada por numerosos socios en sesiones de Juntas ordinarias anteriores o sesiones informativas ha sido tomada en cuenta, qué sentido tiene presentar otras “enmiendas” que solo implicarán colaborar en la convalidación artificiosa de lo ya impuesto, destinados desde el principio a ser ignoradas y enviadas en sentido figurado a la papelera.

Sirva este reparo a la totalidad como impugnación y denuncia de los mecanismos utilizados y que lamentablemente tanto se parecen a la acción sociopolítica actual donde se ha vaciado de contenido el concepto que teníamos ingenuamente de “democracia” en general y que ha alcanzado ya al Ateneo en particular.

Qué decir de un presidente que le dice a la socia Mercedes entre otras, que no quiere viejos subiendo y bajando por el Ateneo, así como otro miembro del Grupo 1820 dijo: el Ateneo está lleno de “cabestros” y hay que echarlos. Una ilustre jurista, exMagistrada de la Audiencia Nacional en la última reunión le dijo a Luis Arroyo: “hace 30 años cuando me hice socia del Ateneo, si hubiera habido estos Reglamentos que ahora quieren aprobar no me hubiera hecho socia”. Los Reglamentos que están obsesionados en aprobar desde que entraron a ocupar el Ateneo son contrarios a su espíritu fundacional.

El bulletin

Del ToroTv

Suscríbete y disfruta en primicia de todos nuestros contenidos