X

Editorial. 11-M El golpe que rompió la historia de España

Editorial. 11-M El golpe que rompió la historia de España

En esta noticia se habla de :

 

Aquél atentado abrió el camino a la posterior sustitución del Estado Democrático de Derecho por un Frente Popular

Lo más lamentable del aniversario de los atentados del 11-M es que el Gobierno ha utilizado los actos conmemorativos para hacer política partidista, atacar al PP y abandonar a las víctimas del terrorismo a su suerte.

Ni Pedro Sánchez, ni Armengol, ni Conde Pumpido, ni Marlasca, ni siquiera la directora general de atención a las víctimas del terrorismo, se dignaron en el día de ayer a asistir al acto conmemorativo de las víctimas del 11-M. Antes al contrario, los hombres y mujeres del poder, las gentes del régimen, optaron por encerrarse juntos en un acto-búnker, a puerta cerrada, dirigido a los medios de comunicación, sin presencia de las víctimas y con una notable dosis de aislamiento, como se aísla siempre un régimen a punto de caer.

Más allá de esa falta de sentido de para qué llega uno al gobierno, hay otro aspecto que llama poderosamente la atención: la discusión en torno a si los autores del atentado fueron tirios o troyanos, o etarras o yihadistas, o servicios secretos marroquíes o franceses, o todos juntos y en unión. La tesis más convincente y racional es aquella que señala a la mano de obra marroquí, la inteligencia francesa y la logística etarra.

Pero lo importante no es tanto quien lo hizo sino para qué lo hizo. Se trataba de hacer descarrilar el tren de la historia de España, un país que había culminado exitosamente la Transición y se encaminaba a convertirse en potencia internacional de la mano de los Estados Unidos. Fue un golpe de estado en toda regla -del que hoy vivimos la segunda parte- al margen de quién lo ideó, quién lo facilitó y quién lo ejecutó.

Lo cierto es que a partir de ese día la sociedad española se dividió y la política contra el terrorismo (lucha contra ETA) e internacional de España (atlantismo) cambiaron ciento ochenta grados.  Y la Constitución saltó por lo aires.

Todo el desastre que estamos viviendo 20 años después, es decir, la alteración de la democracia representativa a través de la instauración de un Frente Popular pactado entre PSOE-Bildu-ERC-PNV-Junts-Podemos, es la consecuencia de aquel criminal atentado.

Aquello marcó el principio del fin del régimen constitucional, de la vocación occidental de España y de nuestro Estado de Derecho. Eso es lo importante. Y que la política española, a lomos de esa fecha, ha terminado por sustituir la democracia por un Frente Popular.

El bulletin

Del ToroTv

Suscríbete y disfruta en primicia de todos nuestros contenidos