X

Efemérides 7 de julio | La batalla de Brunete

La batalla de Brunete

En esta noticia se habla de :

 

Tal día como hoy, 7 de julio de 1937, el presidente del Gobierno del Frente Popular, Negrín, proponía una reunión extraordinaria del consejo de ministros para celebrar el éxito de la ofensiva republicana sobre Brunete. Azaña le disuadió. E hizo bien, porque la batalla de Brunete, a pesar de la euforia inicial terminó decantándose del lado nacional.

Negrín necesitaba una victoria; de ahí su precipitación. Acababa de llegar al cargo en mayo anterior, de la mano de los comunistas, para reemplazar al defenestrado Largo Caballero, y tenía que demostrar a sus mentores soviéticos que la República podía gana batallas. De momento había perdido Bilbao y había fracasado en su intento de reconquistar Segovia. Los nacionales, por el contrario, ocupaban implacablemente el norte, tenían Santander al alcance de la mano y comenzaban el cerco de la zona de
Asturias aún bajo control frentepopulista. Nadie ignoraba la trascendencia de esas operaciones, que podían dar a Franco el control de las zonas fabriles más importantes del país. Los nacionales necesitaban esos recursos industriales para continuar la guerra. Habían fallado ante Madrid en noviembre del 36 y después en las batallas del Jarama y de Guadalajara en febrero y marzo del 37. Ahora el cerco nacional sobre Madrid era en realidad una línea discontinua de puestos. La ocasión parecía clara: atacar a las tropas sublevadas en Madrid permitiría aliviar la presión sobre el norte y, de paso, debilitar a los sitiadores en la capital. Ese era el objetivo de la ofensiva sobre Brunete.

En la madrugada del 6 de julio comenzó la ofensiva: una, la principal, hacia Brunete y Móstoles, abriendo cuña entre Navalagamella y Villanueva del Pardillo, y otra, secundaria, entre Usera y Villaverde. El Frente Popular movilizó una fuerza impresionante: 85.000 soldados, 220 piezas de artillería, 170 carros y 300 aviones. Los primeros días fueron de euforia: las defensas nacionales cedieron, la superioridad
numérica se impuso y en el norte, en efecto, Franco tuvo que detener su avance para enviar tropas de socorro a Madrid. Pero a medida que esas tropas fueron llegando y la aviación entró en combate, la situación se estabilizó, el avance republicano se detuvo y, aún peor, el ejército del Frente Popular empezó a retirarse con tremendas bajas. El 18 de julio empezó la contraofensiva nacional, y después de una semana Brunete volvía a sus manos. El Ejército Popular de la República perdió en torno a 25.00 hombres entre muertos y herido, además de un centenar de aviones, por 17.000 bajas del bando nacional. Una batalla muy sangrienta en la que el Frente Popular llevó la peor parte. El cerco sobre Madrid quedó como estaba. Y Franco pudo consumar su ofensiva sobre Cantabria y Asturias.

Otros hechos:

1486: Los reyes católicos expiden en Córdoba el “Cuaderno de las Leyes Nuevas” de la Santa Hermandad.

1801: Las escuadras francesa y española destruyen a la británica en la bahía de Algeciras.

1854: Los militares progresistas al mando de O’Donnell sublevados contra Isabel II dan a conocer el “Manifiesto de Manzanares”, de mano de Cánovas del Castillo.

El bulletin

Del ToroTv

Suscríbete y disfruta en primicia de todos nuestros contenidos