Y CON LOS FUNCIONARIOS

Guaidó se reúne con embajadores extranjeros en la Residencia de España en Caracas

Otra reunión de Guaidó con embajadores hace unas semanas. |Archivo Otra reunión de Guaidó con embajadores hace unas semanas. |Archivo
|

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, reconocido por España como presidente encargado del país, se ha reunido este martes en la Residencia Embajada de España en Caracas con embajadores de varios países, según han confirmado a Europa Press fuentes diplomáticas.

La reunión, un desayuno, ha sido a invitación del embajador español, Jesús Silva, dado que Guaidó quería hablar con los embajadores que fueron a recibirle al aeropuerto este lunes, ya que en ese contexto no pudo hablar con ellos.

Se trata de los embajadores de España, Francia, Alemania, Portugal, Rumanía, Países Bajos, Estados Unidos, Canadá y Chile, según las mismas fuentes.

Guaidó regresó el lunes a Venezuela tras una gira por países latinoamericanos para reforzar los apoyos internacionales con los que cuenta. Sin embargo, sobre él pesaba una orden de no salida del país que ha incumplido, por lo que se temía una posible detención.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

Durante la jornada de este martes ha mantenido además un encuentro con funcionarios venezolanos y ha recalcado que los trabajadores públicos «están secuestrados por la dictadura».

Poco antes de la reunión, el propio Guaidó había adelantado que busca dar «los primeros pasos para recuperar nuestra burocracia y seguir construyendo las capacidades dentro y fuera de nuestro país que nos permitan el cese de la usurpación, el gobierno de transición y elecciones libres».

Durante el encuentro, ha resaltado que «los trabajadores no quieren nada regalado, quieren tener un sueldo digno» y ha denunciado que «los empleados públicos están secuestrados por la dictadura».

«¿Me van a decir que no los obligan a ponerse una camisa y que vayan a marchar?», se ha preguntado, antes de subrayar que la Asamblea Nacional, que preside, va a proponer «una Ley de Amnistía para los trabajadores» para anular «todos esos despidos y persecución».

«Mañana el Parlamento inicia proceso de reuniones con todos los sindicatos de trabajadores para restituir el servicio público de la nación», ha anunciado, al tiempo que ha dicho que se van a convocar reuniones «en cada central, cada sindicato, cada ministerio, cada gobernación».