¿Y SI ES RECHAZADO?

La Cámara de los Comunes votará el martes el plan de May para el Brexit

|

La Cámara de los Comunes votará el martes próximo el plan de la primera ministra, Theresa May, para el proceso de salida de la Unión Europea, según ha contado este jueves la líder de los conservadores en la cámara legislativa, Andrea Leadsom.

May ha estado intentando negociar cambios al acuerdo pactado con la Unión Europea desde que fue rechazado por una amplia mayoría en la votación celebrada en los Comunes en enero.

Reino Unido tendrá que retrasar su salida de la Unión Europea si el Parlamento británico no aprueba el plan, según ha advertido este jueves el ministro de Finanzas británico, Philip Hammond.

Hammond ha señalado que si Theresa May no logra que el Parlamento británico apruebe su plan, los diputados deberán decantarse entre aplazar el Brexit o salir de la UE sin acuerdo.

«El Gobierno tiene muy clara la voluntad del Parlamento. No votará que Reino Unido abandone la Unión Europea sin un acuerdo», ha afirmado Hammond en BBC radio. «Tengo un alto grado de confianza en esto», ha asegurado.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

Reino Unido debe salir de la UE en 22 días, pero si los diputados rechazan este plan dejarán en el aire muchas preguntas: cómo, cuándo e incluso si el mayor giro en política exterior y comercial de Reino Unido en medio siglo finalmente se llevará a cabo.

Hammond ha advertido a los euroescépticos de que si no respaldan el plan del Gobierno, se arriesgan a un nuevo plan que incluya una relación económica más estrecha con la UE.

«Si esto ocurre entraremos en territorio desconocido y habrá que llegar a consensos con la Cámara de los Comunes, lo que implicará inevitablemente hacer concesiones», ha explicado. «La manera de evitar esto es votal el actual acuerdo», ha afirmado.

Los diputados rechazaron el 15 de enero en la Cámara de los Comunes el acuerdo presentado por May, que perdió por 432 votos en contra y 202 a favor, en lo que ha sido la mayor derrota en la historia del parlamentarismo británico moderno. El principal motivo de este resultado fue la llamada salvaguarda irlandesa, que pretende evitar el retorno de una frontera dura entre Irlanda del Norte y la república de Irlanda.

Las conversaciones con Reino Unido para modificar el pacto de divorcio con la UE no han avanzado y no hay ninguna solución rápida a la vista, según afirmaron este miércoles fuentes de la UE.