PUBLICIDAD
POR UN EXPLOISVO

La oposición denuncia un despliegue de policías, militares y SEBIN en el Parlamento

|

La oposición venezolana ha denunciado este martes que agentes de la Guardia y la Policía nacionales bolivarianas (GNB y PNB) y del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) se han desplegado en el Parlamento, al parecer, en busca de artefactos explosivos.

«Cuerpos de seguridad (GNB, PNB y SEBIN) del régimen usurpador continúan impidiendo los accesos al Palacio Federal Legislativo», ha anunciado en Twitter el Centro de Comunicación Nacional, que ejerce de oficina de prensa del «presidente encargado», Juan Guaidó.

PUBLICIDAD

El diputado opositor Biagio Pilieri ha contado en la misma red social que los agentes han entrado a la Asamblea Nacional con la «excusa» de que habría «un supuesto aparato explosivo». «¿Otro cuento chino?», ha cuestionado.

El Centro de Comunicación ha reprochado que «los funcionarios del SEBIN siguen impidiendo el ingreso al Palacio Federal Legislativo al personal de seguridad para verificar la situación».

Tampoco han dejado pasar a periodistas, diputados y otros trabajadores de la Asamblea Nacional, según informa el diario venezolano ‘El Nacional’.

La oficina de prensa de Guaidó ha considerado que, si las «fuerzas represivas» han «tomado» el Congreso es para «impedir la sesión ordinaria de este 14 de mayo».

Estaba previsto que el Parlamento abordara este martes la reincorporación de Venezuela a la Convención Americana de Derechos Humanos, entre otras cuestiones.

PUBLICIDAD

La semana pasada, agentes de la GNB se desplegaron en los alrededores del Parlamento e impidieron el acceso a la prensa nacional e internacional y a los trabajadores de la sede legislativa que no tuvieran la acreditación pertinente.

Estos movimientos se producen en medio de lo que Guaidó ha tildado de «golpe al Parlamento» por la detención de su vicepresidente, Edgar Zambrano, y las acciones judiciales contra una decena de diputados, que han llevado a varios a refugiarse en embajadas extranjeras.

«Sede alternativa»

La oficina de prensa de Guaidó ha considerado que, si las «fuerzas represivas» han «tomado» el Congreso es para «impedir la sesión ordinaria de este 14 de mayo».

Estaba previsto que el Parlamento abordara este martes la reincorporación de Venezuela a la Convención Americana de Derechos Humanos, entre otras cuestiones.

Las fuerzas de seguridad han llegado sobre las 6.30 (hora local) y seis horas después aún siguen dentro sin que hayan informado de la situación.

PUBLICIDAD

En este contexto, el diputado opositor Luis Stefanelli, ha anunciado que celebrarán la reunión parlamentaria en una «sede alternativa». «Nosotros no vamos a dejar de legislar (…), así sea debajo de un puente o en una plaza», ha declarado.

Crisis política

La crisis política empeoró el 10 de enero, cuando Nicolás Maduro decidió iniciar un segundo mandato de seis años que no reconocen ni la oposición ni buena parte de la comunidad internacional porque consideran que las elecciones presidenciales del 20 de mayo fueron un fraude.

En respuesta, Guaidó se autoproclamó mandatario interino el 23 de enero con el objetivo de cesar la «usurpación», crear un gobierno de transición y celebrar «elecciones libres». Estados Unidos, la mayoría de los países latinoamericanos, incluido Colombia, y numerosos europeos, entre ellos España, le han reconocido.

La situación se ha agravado a raíz del 30 de abril, cuando Guaidó y un liberado Leopoldo López capitanearon un alzamiento militar que, de acuerdo con la versión de Estados Unidos, se vio frustrado a causa de la intervención de Rusia y Cuba.