IRLANDA DEL NORTE

La Policía británica detona una furgoneta tras el atentado del Nuevo Ira en Londonberry

El coche bomba que estalló en la noche del sábado junto a los juzgados de Londonderry/Derry (Niall Carson/PA Wire/dpa/Europa Press) El coche bomba que estalló en la noche del sábado junto a los juzgados de Londonderry/Derry (Niall Carson/PA Wire/dpa/Europa Press)
|

Una furgoneta que también había sido robada explotó frente a un tribunal sin causar víctimas en un atentado del que las autoridades culpan al Nuevo IRA. Este lunes se ha detenido a un quinto sospechoso.

La Policía británica ha detonado de forma controlada una furgoneta robada que estaba abandonada en la vía de circunvalación de Londonderry/Derry durante la operación de seguridad puesta en marcha tras el atentado con coche bomba perpetrado el pasado sábado por el Nuevo IRA en la ciudad norirlandesa. El atentado no produjo víctimas y por el momento se han realizado cinco detenciones.

Los agentes acordonaron el lugar donde fue encontrado el vehículo para examinarlos mitigando los daños ante una eventual explosión. La furgoneta fue robada por tres hombres enmascarados que lanzaron un objeto a su parte trasera antes de abandonarla en una zona residencial. La explosión controlada se ha producido durante el examen realizado de forma remota por un robot.

Otra camioneta abandonada por otros cuatro hombres enmascarados, uno de los cuales llevaría un arma, también ha sido investigada. Imágenes difundidas por usuarios de las redes sociales muestran un furgón de correos en medio de una calle vacía.

«Desafortunadamente, en tan solo dos horas hoy hemos lidiado con una segunda alerta de seguridad en la ciudad, lo que supone una perturbación aún mayor para la comunidad local», ha dicho la Policía de Irlanda del Norte en un comunicado.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

Cinco detenidos por el atentado del sábado

Una furgoneta que también había sido robada explotó frente a un tribunal sin causar víctimas en un atentado del que las autoridades culpan al Nuevo IRA. Este lunes se ha detenido a un quinto sospechoso.

El Nuevo IRA es una escisión del grupo terrorista que en 1998 firmó un acuerdo de paz con el Gobierno británico para poner fin a tres décadas de conflicto que dejaron más de 3.000 muertos.

Nació en 2012 después de que tres de las cuatro milicias nacionalistas de relevancia en Irlanda del Norte decidieran unir fuerzas. Es el primer gran atentado que lleva a cabo en estos siete años.

«Es una organización que ha evolucionado en los últimos años», ha comentado Hamilton. «Ha evolucionado hacia otros ataques que creemos que son atribuibles a ellos, como disparar contra un policía en Belfast y matar a dos guardias de prisiones», ha precisado.