PIDE ELECCIONES 'CREÍBLES'

La UE rehúye reconocer a Guaidó como presidente

|

La Unión Europea ha reiterado este jueves su «pleno apoyo» a la Asamblea Nacional venezolana pero ha eludido reconocer a su presidente, Juan Guaidó, como el presidente encargado del país tras su autoproclamación como tal y ha insistido en que su plan para poner en marcha un grupo de contacto internacional «sigue sobre la mesa», aunque la prioridad es responder a «la situación de urgencia» sobre el terreno.

«La UE apoya plenamente a la Asamblea Nacional como la institución democráticamente elegida, cuyos poderes deben restablecerse y respetarse», ha reiterado en rueda de prensa la portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior, Maja Kocijancic, en línea con la declaración que emitió este miércoles la jefa de la diplomacia europea consensuada previamente a 28.

Aunque ha rehuido un reconocimiento expreso de Guaidó como presidente encargado de Venezuela, la portavoz ha negado «diferencias» entre el apoyo más explícito al presidente de la Asamblea Nacional que expresaron este miércoles el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y de la Eurocámara, Antonio Tajani, y la declaración de la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, «respaldada por todos los Estados miembro», que ha insistido, «representa la posición de la Unión Europea».

«No veo diferencias. Somos muy claros. Hay un apoyo a la Asamblea Nacional como institución democráticamente elegida», ha insistido la portavoz, que ha rechazado aclarar por qué la UE ha evitado reconocer a Guiadó como presidente encargado de Venezuela, como han hecho Estados Unidos, pero también otros países como Canadá, Colombia, Chile, Brasil, Argentina, Guatemala, Ecuador, Paraguay, Perú.

«Por principio, no reconocemos los Gobiernos, reconocemos los Estados», ha zanjado la portavoz, ante las reiteradas preguntas de la prensa por qué el bloque ha optado por apoyar a Guaidó pero no reconocerle y si ello obedece a divisiones en el seno del bloque, como tampoco ha despejado si para el bloque sigue mandando Maduro o Guaidó o si cabe interpretar su autoproclamación como un golpe de Estado.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

La portavoz ha explicado que «hay muchos contactos en marcha actualmente», insistiendo en que Mogherini está «en contacto permanente» con los ministros de Exteriores de la UE y «otros» socios «para ver cómo vamos a actuar» en función de la evolución sobre el terreno, que el bloque sigue de cerca, insistiendo en que el texto pactado a 28 este miércoles refleja la posición de la Unión «en este momento». «Claramente esto es una situación que evoluciona. Los contactos y las discusiones continuarán», ha remachado.

«Hemos llegado al máximo que podíamos» en el texto, ha admitido una fuente de la UE, que ha explicado que expertos de los Veintiocho debatieron este miércoles «los elementos» de «la primera reacción» para el texto.

«Como UE hemos reaccionados con unidad y muy rápido. Con un apoyo rápido y el respaldo a las fuerzas democráticas en el país», ha remachado Kocijancic.

La UE se mantiene «unida» eso sí en que la salida a la crisis en Venezuela pasa por nuevas elecciones «en el futuro» que sean «creíbles» y «libres»,  ha recalcado Kocijancic, que ha dejado claro que la propuesta de la UE de crear un grupo de contacto internacional sobre Venezuela «sigue sobre la mesa» aunque la prioridad es «responder» a «la situación de urgencia en el país». «Vamos a utilizar los medios necesarios para esto, pero no quiero decir más», ha subrayado la portavoz.

Los ministros de Exteriores de la UE discutirán sobre la situación en Venezuela «como muy tarde» en su reunión informal prevista los días 31 de enero y 1 de febrero en Bucarest.

El bloque reclamó este miércoles el inicio «inmediato» de un proceso político que lleve a nuevas elecciones «libres y creíbles» en Venezuela tras dejar claro que «no pueden ignorarse» las voces de los venezolanos que salieron a las calles «masivamente» este miércoles pedir «democracia y la posibilidad de determinar libremente su propio futuro», al tiempo que reiteró la disposición de la UE y sus estados miembro de «apoyar el restablecimiento de la democracia y el Estado de Derecho en Venezuela a través de un proceso político, pacífico y creíble en conformidad con la Constitución venezolana».