PUBLICIDAD
SIGUE A ORBÁN

Salvini declara la guerra a Soros: multará a las ONG que colaboren en la inmigración ilegal

|

El nuevo decreto refuerza los poderes del Ministerio del Interior en materia de inmigración y tiene como objetivo acabar con los ‘rescates’ en altamar por parte de las ONG.

Siguiendo la estela del húngaro Viktor Orbán, el ministro del Interior italiano y líder de la Liga -uno de los dos partidos que gobiernan el país en coalición antinatural- planea imponer multas a las ONG que se dedican a desembarcar en Italia inmigrantes ilegales procedentes del Norte de África. De hasta 5.500 euros por cada inmigrante ilegal que con su ayuda pise suelo italiano.

PUBLICIDAD

El decreto, que se planteará en el consejo de ministros de la próxima semana, ha sido calificado por las organizaciones en la diana como “una declaración de guerra contra las ONG que están salvando vidas en el mar”.

Y, sí, naturalmente, es una declaración de guerra a estas organizaciones y a quien las financia: George Soros, el perejil de todas las salsas geopolíticas.

En una entrevista concedida a los analistas de GEFIRA, la investigadora y autora italiana Francesca Totolo recuerda lo que tienen en común organizaciones humanitarias como Avaaz, Oxfam, Amnistía Internacional, Human Rights Watch y muchas otras: la generosa financiación del millonario de origen húngaro. Estas organizaciones, denuncia Totolo, han ayudado directa o indirectamente a 700.000 inmigrantes a entrar ilegalmente en Italia en los últimos años.

Desde la constitución del nuevo gobierno y la decisión de su ministro del Interior de cerrar los puertos italianos a los barcos de estas ONG, virtuales ferries que colaboran con los traficantes de personas para traer a los inmigrantes subsaharianos que esperan en las cosas libias, la inmigración ilegal ha caído en picado, pero las ONG y sus barcos han seguido desafiando al gobierno con incesantes intentonas de desembarco.

Salvini sabe que cuenta con un respaldo más que mayoritario en esto. Si en las pasadas elecciones el partido del ‘consenso socialdemócrata’, el favorito de la UE y del propio Vaticano, el Partido Democrático, se hundió en las urnas, que auparon a dos advenedizos como el Movimiento 5 Estrellas y la Liga, fue en buena medida por la alarmante crisis migratoria que vivía el país, que se había convertido en ‘sucesor’ de Grecia como destino favorito de los inmigrantes ilegales. La avalancha colapsó los medios del Estado italiano para hacerle frente, e Italia votó para que se adoptara una política tajante contra esta invasión. El resultado fue una coalición imposible, algo parecido a tener gobernando en España a Podemos en coalición con Vox.

PUBLICIDAD

El nuevo decreto refuerza los poderes del Ministerio del Interior en materia de inmigración y tiene como objetivo acabar con los ‘rescates’ en altamar por parte de las ONG.