SE DAN POR VENCIDOS

El Gobierno de Madrid rechaza la última propuesta del taxi, que se plantea finalizar la huelga

|

Las asociaciones del taxi convocarán este martes un referéndum para que los profesionales decidan si paran la huelga o continúan con el paro indefinido al constatar que «han perdido la batalla» con la Comunidad de Madrid de cara a regulación exprés de las VTC.

La Comunidad de Madrid ha rechazado la última propuesta de regulación de los vehículos de transporte con conductor (VTC) planteada por los taxistas madrileños, que cumplen este lunes su decimoquinta jornada de huelga, y les ha invitado a colaborar en la futura reforma del Reglamento del Taxi de la región.

Así lo ha afirmado tras una reunión con representantes del sector la consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, Rosalía Gonzalo, que se ha comprometido a convocar una reunión extraordinaria del Comité Madrileño de Transportes con la meta de consensuar una regulación para los VTC, que en ningún caso será ‘exprés’.

Referéndum por la continuación de la huelga

Las asociaciones del taxi convocarán este martes un referéndum para que los profesionales decidan si paran la huelga o continúan con el paro indefinido al constatar que «han perdido la batalla» con la Comunidad de Madrid de cara a regulación exprés de las VTC.

Para ello se habilitarán dos puntos de votación a los profesionales desde las 10 a las 18 horas para consultar al sector sobre si quieren seguir con la huelga tras dos semanas de paro.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

Así lo ha indicado el presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, Julio Sanz, en declaraciones a los medios momentos tras la reunión con la consejera de Transportes, Rosalía Gonzalo, para analizar la nueva propuesta del sector sobre la VTC.

Al respecto, Sanz ha destacado que el Gobierno regional ha «insultado» y «despreciado» al sector con su negativa tras 15 días del conflicto a regular ya la VTC, apelando a una tramitación ordinaria que puede tardar años en salir y supeditada al consenso.

«Esta batalla la hemos perdido pero no la guerra», ha relatado Sanz, para insistir en que los taxistas van a reorganizarse de cara a plantear su lucha hasta las elecciones y «más allá».