PUBLICIDAD
CON EL DÍA POR DELANTE

¡Atención a todas las unidades!

|

Resumiremos brevemente las últimas horas de la actualidad para pasar, rápido, a la cuestión que hoy consideramos importante.

Nuevo fracaso de la primera ministra británica Theresa May en su propia casa. El ‘no’ del Parlamento a su plan Brexit complica la salida ordenada de la Unión.

PUBLICIDAD

En Venezuela los líderes de Voluntad Popular siguen luchando contra el régimen tirano de Maduro y lo hacen, un día más, sin el apoyo internacional debido. El mundo mira mientras Venezuela muere. No es suficiente.

En España, miércoles de precampaña y, por tanto, miércoles de promesas, batallas internas y externas y de alguna que otra mentirijilla electoral. Y aquí vamos, con lo de la mentira.

Nos contaba el diario El País que el Gobierno Sánchez prepara una unidad para luchar contra la desinformación y las llamadas #fakenews (noticias falsas). Echémonos a temblar. Lo explica en nuestro tema de apertura el gran Carlos Esteban:

“No son las noticias ‘falsas’ lo que se quiere perseguir, sino la opinión disidente. Todos sabemos que los grandes grupos afectos al consenso no van a ser perseguidos ni censurados, aunque den noticias falsas -por error, naturalmente-, igual que todas las veces que CNN o The New York Times ha dado informaciones que se han demostrado falsas no se han denunciado como fake news en El País ni preocupan a nadie en Bruselas”.

Y es que si la prensa existe, en buena medida, para hacer de contrapeso del poder, para decirle a los poderosos ‘os estamos mirando; no mintáis’… ¿qué sentido tiene que el poder controle a la prensa? Y no sólo el poder político… también Facebook y Twitter se unen al penoso empeño de decidir qué puede decirse y qué no. Y eso, señores, es un peligro, grave peligro, para la libertad.

PUBLICIDAD

La prensa debe controlarse a sí misma y ser controlada por los ciudadanos. Por lectores que, si se sienten engañados o estafados, si consideran que la calidad periodística de tal o cual producto no es la que esperan, dejen de consumir ese tal o cual producto. Por los tribunales, en caso de haber injurias o calumnias… pero nunca, nunca, por EL poder. Atención a todas las unidades. Se avecina tormenta.