'EL DEBATE NO ES LA PROHIBICIÓN'

Casado, sobre la despenalización del aborto: ‘Las leyes que despenalizan son buenas’

|

El presidente del PP, Pablo Casado, ha precisado sobre el aborto que el debate «no es la prohición», sino la puesta en marcha de medidas que permitan a la mujer elegir libremente sobre su maternidad y ha asegurado que «las leyes que despenalizan las cosas son buenas».

Casado ha aludido, al ser preguntado en una entrevista en Telecinco por su postura sobre la la ley del aborto, a su experiencia con su hijo que nació a los cinco meses de gestación. «Los políticos somos cada vez más como los políticos americanos, con experiencias personales. Yo nunca he ocultado que apuesto por una cultura de la vida, porque yo y mi mujer podríamos haber echado en falta más información sobre si (el niño) podía salir adelante o si existía esta u otra medicación, por eso, mi debate no es la prohibición», ha explicado el dirigente del PP.

En su opinión, «no es cuestión de no tocar» la ley del aborto en «su despenalización porque esta está superada en España hace cuarenta años, desde el año 85 nadie quiere que se penalice esa decisión y las leyes que despenalizan las cosas son buenas».

Para Casado, de lo que se trata «es de hablar en positivo y que ninguna mujer se vea presionada ni por su pareja, ni por sus padres ni por sus situación económica para abortar si esa esa la cuestión que le lleva hacerlo» y para ello, ha recordado que el PP trabaja «en una ley de apoyo a la maternidad».

Suscríbete a nuestro nuevo canal

Cuestiona la credibilidad de Rivera

Pablo Casado ha restado credibilidad al compromiso del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, de que no pactará con el PSOE tras las elecciones generales del 28 de abril, ya que, según ha recordado, tras los comicios de diciembre de 2015 selló el «pacto del abrazo» con Pedro Sánchez para investir presidente del Gobierno al candidato socialista e incluso pidió el apoyo a Pablo Iglesias para que prosperara esa investidura, que al final no contó con mayoría suficiente. Por eso, ha apelado al voto «útil» al PP porque no se pueden «jugar» que Sánchez «siga en el Gobierno».

«La credibilidad la da un partido que a Pedro Sánchez nunca le ha apoyado una investidura ni ha pedido el voto a Pedro Sánchez para que apoye a Pedro Sánchez», ha declarado Casado, después de que la Ejecutiva de Ciudadanos aprobara este lunes por unanimidad que no habrá pacto con el PSOE aunque no cerró la puerta a pactos con ‘barones’ socialistas tras las autonómicas del 26 de mayo.