CON LOS OTROS LÍDERES

La condición de Santiago Abascal para participar en el debate electoral de La Sexta

|

Atresmedia ha propuesto formalmente a PSOE, PP, Ciudadanos, Podemos y VOX celebrar un debate electoral el martes 23 de abril de cara a las próximas elecciones generales que se celebrarán el próximo 28 de abril.

El presidente de VOX, Santiago Abascal, está dispuesto a participar en debates previos a las elecciones generales del 28 de abril siempre que sus rivales sean los candidatos al Palacio de la Moncloa del resto de formaciones políticas.

Atresmedia ha anunciado este lunes su intención de celebrar un debate el día 23 de abril entre los cabeza de lista de «los cinco partidos que aspiran a tener representación parlamentaria en todo el territorio nacional»: PP, PSOE, Unidos Podemos, Ciudadanos y VOX.

Tras este ofrecimiento, VOX ha anunciado que «está dispuesto» a participar en estos debates y que su portavoz será Santiago Abascal «siempre que el resto de formaciones intervengan con sus candidatos a la Presidencia».

Por parte del PSOE, su secretario de Organización y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha manifestado su «total disposición» a participar en debates y ha asegurado que los socialistas no vetarán a ninguna otra formación política.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

El 23 de abril

Atresmedia ha propuesto formalmente a PSOE, PP, Ciudadanos, Podemos y VOX celebrar un debate electoral el martes 23 de abril de cara a las próximas elecciones generales que se celebrarán el próximo 28 de abril. El espacio contaría con Ana Pastor y Vicente Vallés como conductores.

Según señala el grupo, se convierte en el primer medio en solicitar un debate en el que ha invitado a candidatos de los cinco partidos que «aspiran a tener representación parlamentaria en todo el territorio nacional, que cuentan con mayor intención de voto según todos los sondeos y que configuran la punta de lanza del nuevo tiempo político».

Como ya sucediera en el debate celebrado por Atresmedia en 2015, el formato y sus normas se inspirarán en el documento de trabajo del Parlamento británico en las últimas campañas electorales en Reino Unido. Las preguntas volverán a estar basadas en el criterio periodístico y se equilibrará que los candidatos tengan tiempos similares de intervención.