DATOS REVELADORES

El informe del Gobierno sobre inmigración que reconoce el efecto llamada y el negocio de las mafias

|

El documento que maneja el Gobierno incide en que las labores de rescate de inmigrantes fomenta el negocio de los traficantes de personas y multiplica las muertes en el mar.

La llegada de inmigrantes a España a través del pateras ha aumentado casi un 200% el mes de en enero de 2019 respecto al mismo período del año anterior, al tiempo que el número de fallecidos o desaparecidos en el mar Mediterráneo camino a las costas españolas se ha duplicado.

Los motivos son el efecto llamada de la política migratoria adoptada por Sánchez, abriendo los puertos españoles a los barcos de ONG que transportan inmigrantes, y el incremento de la actividad de las mafias que trafican con personas.

Es la conclusión sacada de un informe de las Fuerzas de Seguridad del Estado y que ya obra en poder del Gobierno. Tras cotejar datos y recabar opiniones fundamentadas y conocedoras del tema, el documento indica que cuantos más inmigrantes se rescaten en el mar, más fallecimientos se registrarán, tal y como publica El Mundo.

La investigación subraya la existencia real del conocido ‘efecto llamada’ y el provecho que las mafias sacan de las políticas migratorias de puertas abiertas. Concretamente, denuncia el informe, los traficantes de seres humanos se aprovechan de las labores de rescate que realiza Salvamento Marítimo en las costas. Las mafias son plenamente conscientes de que las autoridades no dejarán a los inmigrantes fallecer en el océano, por lo que, incide la investigación, han llegado a enviar las pateras desde Marruecos sin combustible para que las personas que van a bordo sólo completen la mitad del recorrido, donde son auxiliados por España.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

El cambio de estrategia del Gobierno

Pedro Sánchez ha pasado del caso Aquarius, ofreciendo a los buques de las ONG atracar en los puertos españoles, a retener el navío Open Arms. Ha sido este informe, que ha contado con la colaboración y testimonio de entidades como Acnur y de las propias víctimas -los inmigrantes-, uno de los motivos por los que el Ejecutivo ha decidido virar su política.

A medida que aumentan los rescates y los medios para llevarlos a cabo, también se incrementa la cifra de fallecidos en el mar. »El sistema de salvamento español es un polo de atracción potentísimo’’, sostiene el informe, que, entre sus medidas, apunta a que Salvamento Marítimo deje de informar de los rescates que practica. Según recuerda El Mundo, el organismo español ha dejado de hacerlo desde hace unos días.

»Hemos demostrado la relación entre el aumento de las muertes y el salvamento. Las mafias han llegado a meter a casi 100 personas en pateras que ni siquiera son pateras ni están en condiciones. Les falta subirlas a una plataforma y empujarlas, convencidas ellas de que van a ser rescatadas de inmediato por la flota española», inciden.

Para erradicar este tipo de prácticas y cortar de raíz el negocio de las mafias, también proponen que Salvamento Marítimo no salga a patrullar y que los rescates se limiten a las aguas que corresponden a España por jurisdicción.

También describe el modus operandi de las mafias y las ONG para el rescate y traslado a nuestras costas de los inmigrantes: »A la ONG le llega la información de que va a salir una patera y sus responsables lo comunican a los centros de Salvamento Marítimo en Andalucía, que se apresuran a prestarles ayuda con los barcos propios que ya están en alta mar. Aunque la pretensión sea humanitaria, los beneficiados sin género de dudas son los mafiosos. Los inmigrantes llegarán o no, pero ellos cobrarán y seguirán con el negocio», explican al citado diario las fuentes conocedoras del informe.

Las cifras del horror

La llegada de inmigrantes a España a través del pateras ha aumentado casi un 200% el mes de en enero de 2019 respecto al mismo período del año anterior, al tiempo que el número de fallecidos o desaparecidos en el mar Mediterráneo camino a las costas españolas se ha duplicado.

Según datos del Ministerio del Interior recogidos por Europa Press, un total de 4.104 personas han llegado en 98 embarcaciones durante el mes de enero a las costas españolas, frente a las 1.396 que lo hicieron en 60 pateras el mismo mes del año pasado. Así pues, del 1 al 31 de enero de 2019 han llegado unas 2.708 personas más de las que lo consiguieron el mismo mes del año pasado, lo que supone un incremento del 194%.

Por otro lado, de acuerdo a las cifras de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) actualizadas a fecha 5 de enero, en enero han muerto o desaparecido en la ruta occidental del Mediterráneo al menos 62 personas, frente a las 28 que se contabilizaron el primer mes del año 2018. Así, el número de fallecidos este mes ha sido más de doble que la del año pasado, aumentando un 121%.

Respecto a las llegadas en 2019, Interior ha contabilizado la entrada irregular de 3.994 inmigrantes en 89 embarcaciones a costas peninsulares y Baleares, mientras que en enero de 2018 lo lograron 1.284 inmigrantes en 52 pateras. A costas canarias han llegado 40 migrantes, frente a los 21 de 2018; a Ceuta consiguieron llegar 63, frente a 45 en 2018; y a Melilla siete personas, frente 46 en 2018.

Bajan las llegadas por vía terrestre

Al contrario que la vía marítima, la terrestre -que incluye saltos a las vallas fronterizas, llegadas a través de los bajos de camiones y en maleteros de coches, entre otras formas- ha experimentado un descenso del 35% con respecto al mismo periodo del año pasado, con la llegada de 508 personas, frente a las 782 de enero de 2018.

En concreto, a Ceuta han llegado por vía terrestre 70 personas, un 31,4% menos que en 2018; y a Melilla 438 personas, un 35,6% menos que en 2018, cuando lo lograron 680. En total, sumando todas las entradas por vías irregulares, en enero de 2019 ascienden 4.612 inmigrantes irregulares, un 112% más que en el mismo mes de 2018, cuando la cifra fue de 2.178 migrantes.