CARTA A LAS CORTES DE CASTILLA Y LEÓN

Los padres de Laura Luelmo dejan en evidencia el ‘estrepitoso fracaso’ del Estado: ‘Merecemos que nos pida perdón’

|

En la carta también piden una revisión del Código Penal “para que este tipo de delitos sean real y duramente castigados y no sólo públicamente reprobados”.

Los padres de Laura Luelmo, la joven zamorana asesinada en El Campillo (Huelva) el pasado 12 de diciembre, han sentido la necesidad de romper su silencio para dejar constancia de su dolor y su indignación.

Ha sido en una misiva remitida a las Cortes de Castilla y León, a la que ha tenido acceso ABC, donde los progenitores de la joven dejan constancia de su indignación con la actuación del Estado, al que acusan de haber “fracasado estrepitosamente al no ser capaz de garantizar el derecho a la vida y a la integridad física de nuestra hija al exponerla a un ser monstruoso que, habiendo pasado por instituciones penitenciarias con el fin último del cumplimiento de su pena y su total rehabilitación para la inserción social, en el momento en que sale en libertad comete de nuevo, en la persona de nuestra hija, los dos actos (asesinato y agresión sexual) por los que fue anteriormente condenado”.

El texto exige a los dirigentes políticos que “sientan, piensen, reflexionen” y se pongan en su lugar “para que actúen”. Porque, advierten, “algún día les puede tocar de cerca”. La familia agradece las muestras de cariño recibidas, pero son conscientes de que merecen “bastante más que todo eso”. Reclaman a continuación “una disculpa y una petición pública de perdón del Estado por su tremendo fracaso en la no consecución del cumplimiento de la pena” de Bernardo Montoya, el asesino confeso de Laura.

En la carta también piden una revisión del Código Penal “para que este tipo de delitos sean real y duramente castigados y no sólo públicamente reprobados” y que “los asesinos y violadores reincidentes que no tienen ni han mostrado su voluntad de recuperación no puedan seguir violando y matando y las penas por este tipo de delitos se cumplan íntegras”.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

Respecto a la reinserción, lo tienen claro: “la buena conducta en la cárcel no es significativa, ya que no se dan las ocasiones para que se reincida dentro de ellas”. “Los monstruos y seres perversos no pueden convivir en una sociedad a la que odian y contra la que van a seguir actuando”, sentencian.