COLABORACIÓN

La Policía Nacional ayuda a detener a un destacado islamista del ISIS en Turquía

Imagen de archivo de la detención policial de un presunto yihadista. |Europa Press Imagen de archivo de la detención policial de un presunto yihadista. |Europa Press
|

El terrorista islamista detenido está considerado uno de los fundadores de las células tunecinas de la organización terrorista en Libia.

Agentes de Policía Nacional han colaborado en la detención en Turquía de un combatiente del Estado Islámico, de 35 años y nacionalidad tunecina, quien, según los servicios de inteligencia, ocupaba una destacada posición dentro del aparato logístico en los años clave del conflicto en Siria. Está considerado además uno de los fundadores de las células tunecinas de la organización terrorista en Libia.

Según informa en nota de prensa Policía Nacional recogida por Europa Press, el detenido se ocultaba en el país turco utilizando una identidad siria falsa y fueron las informaciones proporcionadas por agentes españoles las que dieron la voz de alarma a las autoridades turcas. El detenido era objetivo prioritario de los servicios de inteligencia debido a sus contactos dentro de la organización, y las fuerzas contraterroristas tunecinas le catalogaron en el tercer puesto de una lista de 44 terroristas destacados que luchaban para el establecimiento de DAESH en Libia.

Tal y como explican, los combatientes de origen tunecino son muy apreciados por la organización, en especial en la gestión de la logística, y suelen desarrollar, entre otras actividades, enlaces clave entre diferentes células o miembros de la organización.

El yihadista, que fue detenido por la policía turca en enero, ha permanecido en un centro de internamiento de extranjeros hasta que se ha ejecutado su deportación a Túnez, donde será juzgado por su presunta integración en organización terrorista, entre otros delitos. La investigación ha revelado que la detención ha frustrado su intención de huir del país.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

Además, el detenido había manifestado en sus círculos más cercanos su intención de llevar a cabo acciones terroristas de forma inminente. «Todo apunta a que el detenido se hallaba en Turquía bajo la protección de una célula Libia de DAESH en este país, encargada de facilitar el traslado de miembros de esa organización entre Libia y Siria», añaden.

Según la Policía, esta operación es fruto del trabajo continuo que realiza la Comisaría General de Información en la detección, seguimiento y neutralización de las personas que conforman la estructura de DAESH en el norte de África, así como los canales de inmigración ilegales que emplean.