PUBLICIDAD

Monasterio carga contra la ‘posición infantil’ de Cs al marcar como línea roja no sentarse con VOX

|

La candidata de Vox a la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, ha asegurado que «exigirá todo lo que sea necesario para que se apliquen las políticas que defienden la formación» y que el acuerdo a nivel regional pasa por fijar partidas presupuestarias concretas y tener también capacidad para ejecutarlas.

Además, ha indicado que aunque no forma parte de la negociación en el caso del Ayuntamiento de Madrid, cree que sería «lógico» que el alcalde fuera el candidato popular José Luis Martínez Almeida porque «ha hecho un buen trabajo» y que es Ciudadanos el que debe decidir qué quiere hacer al respecto, como en el caso de la Comunidad.

PUBLICIDAD

En declaraciones a Telecinco, recogidas por Europa Press, Monasterio ha dicho que para fraguar un pacto sobre la investidura y el Gobierno en la Comunidad de Madrid hace falta una negociación con PP y Ciudadanos, algo a lo que está dispuesto con ambas formaciones desde este mismo miércoles.

No obstante, ha comentado que para ello se requiere que alguien «lidere» las negociaciones, algo que a su juicio no ha pasado hasta ahora, y «dejar posiciones infantiles» al marcar «como líneas rojas no sentarse con Vox», pues de lo contrario ocurrirá como ayer a la hora de votar la composición de la Mesa de la Asamblea que a las 10 horas no había acuerdo.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

En este sentido, la dirigente de Vox ha relatado que ante esta situación, tomaron la iniciativa y redactaron un documento de preacuerdo «global», no solo puestos de la Mesa del parlamento autonómico, y que el candidato de Cs, Ignacio Aguado, no quiso rubricar con ellos. No obstante, ha señalado que hubo pacto a la hora de votar de forma cruzada la composición de este órgano parlamentario porque la votación proporcional no garantizaba la vicepresidencia segunda y tercera.

Ahora, según Monasterio, es el turno de fraguar un acuerdo de investidura para lo cual Vox tiende la mano a ambas formaciones, que deben comunicar quién debe ser el presidente regional y su programa de gobierno bajo la garantía de que haya un reparto de presupuesto en proporción a la representación parlamentaria de cada fuerza.

La candidata de Vox ha explicado que tienen «cerrado» con el PP un principio de acuerdo en proporción a los escaños obtenidos en los comicios para que en el Gobierno regional se puedan ejecutar políticas y concretar el cierre de «posiciones» en la administración, presupuestos y programas.

PUBLICIDAD

Esta cuestión es «fundamental» porque su partido «no va a estar en el pacto a la andaluza» y apremia a cerrar un consenso para «no aburrir» a los madrileños. «Hay que estar muchas horas sentados y yo le pido a Ayuso y Aguado que vengan a la Asamblea a negociar», ha comentado Monasterio para recalcar que son «flexibles» en las conversaciones, ya sea a tres bandas o de forma bilateral.

Al respecto, ha insistido en que el pacto andaluz está «inhabilitado» una vez que Cs despreció ese pacto al decir que era «papel mojado» y que, por respeto a sus votantes, habrá que negociar un acuerdo de investidura que asegure las «posiciones de Vox» en este programa con partidas presupuestarias y que se ejecuten.

«Exigiremos lo que sea necesario para que se apliquen nuestras políticas para las que nos han votado», ha subrayado Monasterio para recalcar que ahora tienen que concretar cómo se cierran esas «posiciones, presupuestos y programas», sin especificar si se refiere a consejerías o cargos intermedios. «Estamos para embridar los presupuestos si PP y Cs están de acuerdo», ha enfatizado.

Respecto al Ayuntamiento de la capital, la dirigente de Vox ha subrayado que ella no forma parte de las negociaciones pero cree que sería «lógico» que fuera alcalde el popular José Luis Martínez Almeida, porque ha hecho un «buen trabajo» en el Consistorio. Pese a que ello le gustaría, ha explicado que «aquí Cs tiene que decidir lo que hacer», al igual que en la Comunidad y el Gobierno de España.

Por tanto, ha trasladado al líder de la formación naranja, Albert Rivera, que «tiene la oportunidad de abstenerse» en la investidura del socialista Pedro Sánchez como presidente del Ejecutivo central para cumplir lo que ha pregonado durante la campaña y es el evitar que el Gobierno tenga como socios a separatistas y populistas.

PUBLICIDAD

Cuestionada sobre si ellos se abstendrían en la sesión de investidura, Monasterio ha dicho que su tuvieran la posición de escaños que PP y Ciudadanos, «claro que lo harían» porque priman los intereses de la nación.