CON EL DÍA POR DELANTE

De Irak a Venezuela

|

‘Gracias por lo que hacéis y por cómo lo hacéis’. Es la frase que el rey Felipe VI ha trasladado a los militares españoles desplazados en Irak -en la coalición que lucha contra el Estado Islámico-, con los que el monarca ha decidido pasar su 51 cumpleaños. Y a ese gracias, extensible a todos los militares españoles que trabajan fuera de sus casas para hacer de este mundo un lugar mejor, nos sumamos este miércoles en el que, en España, los vaivenes políticos nos llevan, más que a dar las gracias, a llevarnos las manos a la cabeza.

Tenemos, por un lado, al presidente autonómico catalán, Quim Torra, aprobando la creación de un Área de Seguridad Institucional que “replica el mismo modelo del Estado español”. Para entendernos: el Gobierno que insulta a España en el extranjero; que insiste en la celebración de un referéndum separatista y que visita al prófugo Puigdemont para saber si debe o no aprobar los Presupuestos Generales del Estado… ese Gobierno autonómico, se dota de un cuerpo de seguridad específico y propio “por el trato diferenciado y de mayor sensibilidad” que requiere la presidencia de la Generalitat. ¿Hace o no hace falta un 155 como una casa? Parece claro que sí.

Por otro lado y hablando de situaciones delirantes, la de Venezuela, donde el presidente ilegítimo Nicolás Maduro responde -en una entrevista para Sputnik- a las peticiones de cita electoral que tan amablemente le han hecho llegar algunos países europeos, el nuestro incluido. Sí a las elecciones de la Asamblea (la que ya controla la oposición) pero nada de elecciones presidenciales -las que le sacarían del Palacio de Miraflores- hasta 2025. Cambia los ocho días de plazo que le daban Sánchez y sus amigos de la UE por otro plazo: el de seis años. Con calma se lo toma el chavista. Con calma.